Los incubos  

Balbuceado por (Aelfwine) Sebastián Beringheli


Hace poco hablábamos sobre los Súcubos, aquellos fenomenales vampiresas del sexo. Hoy daremos cuenta de algunas características del otro extremo de la cuestión: los Íncubos.


¿Qué es un Íncubo?
Un Íncubo es un vampiro masculino o demonio cuyo característica fundamental consiste en una envidiable técnica sexual. Los Íncubos son amantes consumados, eficientes, y difícilmente olvidables.


Significado de la palabra: Íncubo.
Íncubo es una contracción medieval de las voces latinas In, "sobre", y Cubare, "yacer, acostarse". Por lo tanto, Íncubo significa "El que yacer sobre, El que se acuesta encima"; lo cual desacredita las alabanzas sobre sus artes amatorias, repertorio que se limita a una sola posición sexual. Vale aclarar que la palabra Íncubo, en plural: Incubi, era utilizada en latín para referirse a una clase de pesadillas particularmente escandalosa.


Origen de los Íncubos.
Siempre han existido leyendas sobre vampiros sexuales o demonios particularmente interesados en la sexualidad. La mitología clásica los conoce con diversos nombres y formas. Los Íncubos, puntualmente, no pertenecen a las viejas estirpes mitológicas. Su origen reside en la Edad Media y su nacimiento es exclusivamente secular. La teología, siempre preocupada por el pecado, que en aquella época no se diferenciaba demasiado del concepto de lo femenino, utilizó a los Íncubos como mediadores entre los demonios y las mujeres. Según explican los grimorios, los demonios son incapaces de procrear, debido a ello se valen de estos vampiros para depositar su simiente infernal en los buenos úteros medievales.

Esta última teoría fue oportunamente demolida por el Malleus Maleficarum, donde se explica lacónicamente que los Súcubos e Íncubos tampoco son capaces de procrear.

Algunos comentadores lúcidos han advertido que la enorme mayoría de casos documentados sobre ataques de Íncubos aseguran que estos vampiros utilizan la forma y las ropas del clero durante sus asaltos. De hecho, la vida medieval en los conventos organizaba guardias nocturnas en las habitaciones de las novicias, y se las advertía sobre esta tendencia sospechosa de los Íncubos a mimetizarse con los hábitos del párroco local.


Leyendas de Íncubos.
A pesar de que la Iglesia observa con indignación las técnicas insuperables de los Íncubos, también advierte sobre algunas trampas relacionadas con sus ataques. Por ejemplo, se dice que los Íncubos sólo se ceban en mujeres dormidas, provocándoles una especie de parálisis momentánea. El placer sexual de las víctimas es pasajero, desaparece apenas el vampiro se retira de la alcoba, dejándoles cierto sabor metálico y ácido que nadie ha sabido explicar.

Otras versiones de la leyenda vociferan sobre cantidad formidable de extremidades que poseen los Íncubos, haciendo muy complicado para las infortunadas identificar cuál de todas ha sido la causante de su desgracia. El norte europeo ostenta las tradiciones más escalofriantes sobre ataques de Íncubos, en ellas se afirma que estos vampiros sexuales revolean un miembro con escamas, rústico y áspero, que provoca un dolor incomparable y cuyo volumen varía constantemente. El Malleus Maleficarum va más allá, y detalla que los Íncubos utilizan su miembro escandaloso en operaciones poco aconsejables, valiéndose de la inmemorial tradición de Sodoma, tal como anota un cronista taciturno.

Generalmente, los Íncubos prefieren a las mujeres de fe: especialmente monjas y novicias. En esta preferencia yace la explicación más obvia sobre los Íncubos, creados por la imaginación exaltada de las muchachas o bien como excusa para explicar algún embarazo poco congruente con los votos de castidad.


El Íncubo más famoso:
Posiblemente, el Íncubo más famoso de la Edad Media es el padre del mago Merlín, cuyo nombre es, se dice, impronunciable.

Otros Íncubos son: Larimon, un vampiro pícaro y especialmente habilidoso en cuestiones de alcoba, y los Alps, elfos vampiro de la mitología nórdica.



Más diccionario de vampiros. I Documental sobre Íncubos. I Nombres de vampiros.


Más leyendas de vampiros:

El artículo: Los Íncubos fue realizado por Los Otros Vampiros. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios

Anna  

hola estaba buscando un libro online y de alguna manera llegue a esta pagina, me enganche con lo que publican es interesante!! aunque no se nada de vampiros, ni siquiera se si existen...

sin mas preambulos estaba leyendo sobre los incubos y me llevo a algo que me paso hace unas semanas, (no pretendo contar un cuento, sino algo que me paso realmente). Estaba medio dormida y senti a los pies de mi cama, es dificil de explicar, pero era como cuando se subia me perro el peso de sus patitas caminando por mis pies (aclaro que no tengo mas perros hace 2 años) ahi es como que empese a despertarme, pero no le di importancia pense que estaba soñando. entonces, senti como si alguien, ¿algo?, se apoyara en mi espalda (mi cama esta contra la pared, no entra nadie entre mi espalda y esta) esto hacia presion sobre toda la parte de mi nuca, comenc a sentir dolor, no se sentia como un sueño, abris los ojos,entraba la luz del sol por la persiana, escuchaba a mi abuelo en el jardin, podia pestañar, oler, oir todo, pero no podia habalar me dolia la garganta y lo peor fue que no podia moverme,, me asuste mucho pero trate de no entrar en panico, el dolor y el peso en mi espalda y nuca seguia ahi, me concntre (tarde varios minutos)empuje mi cabeza hacia atras y fue como si desapareciera el peso, el dolor siguio todo el dia, me dio miedo darme vuelta por si llegaba a ver algo, me levante y sali corriendo...

hasta aca lo que me paso, investigue y lei sobre la paralisis del sueño (explicacion racional, pero que no explica el dolor fuerte) y ahora llegue aca (explicacion no tan racional para me gusto, q tambien descartaria por que no existio nada sexual, lo juro!! me acordaria) ya no se que pensar si alguien lee esto ¿que creen?

7 de agosto de 2012, 22:50

Publicar un comentario en la entrada