Como ahuyentar a un vampiro  

Balbuceado por (Aelfwine) Sebastián Beringheli


Como ahuyentar a un vampiro.

Las leyendas de vampiros nos previenen de numerosas formas y nos brindan incontables talismanes y objetos que los ahuyentan. De todas las criaturas sobrenaturales que existen en diversos mitos, los vampiros son los que menor resistencia tienen contra estos objetos.

De hecho, si comparamos a los vampiros con otros esperpentos veremos que éstos están sujetos a innumerables tabúes, lo cual atenta peligrosamente contra la idea de inmortalidad e invulnerabilidad que los rodea.

A continuación daremos cuenta de todos los objetos que pueden utilizarse para ahuyentar a un vampiros.

El ajo es el ejemplo más común, pero también las rosas silvestres funcionan como repelente contra los vampiros; así como una rama de espino colocada sobre las puertas y ventanas.

En algunas regiones de Europa Oriental se utilizan semillas de mostaza esparcidas sobre los techos de las casas para mantener alejados a los vampiros.

Los crucifijos, los rosarios y el agua bendita son útiles contra los hematófagos ortodoxos.

Se cree que los vampiros son incapaces de caminar sobre suelo consagrado, como por ejemplo, una iglesia o determinadas partes de un cementerio. A causa de este tabú en Rumania se usaba un puñado de tierra sepulcral sobre los marcos de las ventanas para evitar el acoso nocturno de los bebedores de sangre.

Los ríos, arroyos y cualquier corriente de agua son barreras infranqueables para los vampiros.

En Hungría se cree que si hay un espejo en la habitación esta será terreno prohibido para cualquier vampiro.

Las balas de plata y las estacas confeccionadas con este metal no son imprescindibles para matar a un vampiro, por el contrario, lo único que nos indica la leyenda es que la estaca debe atravesar el torax del reviniente y asegurarlo a la tierra.

Una soga atada con nudos y colocada en el interior del ataúd de quien se sospecha que es un vampiro opera como un sello que le impedirá emerger del sarcófago durante las noches.

Existen numerosos ejemplos más, como aquel que indica que los vampiros aborrecen los cruces de caminos, la presencia de felinos, los sonidos agudos, la mirada de ciertas estatuas... pero lo cierto es que, a pesar de la cifra prodigiosa de métodos para ahuyentar a los vampiros, éstos son, tal vez, la especie sobrenatural que más ha crecido en el imaginario colectivo. Acaso por eso todavía sobreviven a pesar de ser tan vulnerables.




El artículo: Como ahuyentar a un vampiro fue realizado por Los Otros Vampiros. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada